viernes, 30 de septiembre de 2016

Regreso a casa. Vuelvo a colaborar en Infovaticana



 Un año y tres meses después, he decidido volver a escribir en Infovaticana, lugar que decidí abandonar en 2015 tras interpretar de forma errónea, creo, la línea editorial que este portal tenía, pues por entonces hubo una serie de noticias sobre Monseñor Rico Pavés y cierto grupo de presión que comenzó a ser famoso en época de Zapatero debido a su oposición a las políticas de este presidente. Cometí, como digo, el error de pensar que las noticias sobre mi querido obispo auxiliar se debían a que Infovaticana había optado por ponerse del lado de ese lobby y la mano que mece su cuna (según dictan las sentencias judiciales y las pruebas aportadas por investigadores como García Palacios o Navarro Quijada): la mexicana Organización Nacional del Yunque. Considerando que no era íntegro y honesto por mi parte colaborar con alguien relacionado con esa gente, y pensando erróneamente que Infovaticana podía estar apoyándolos, le pedí a Gabriel Ariza dejar de escribir aquí. 

Quienes me conocen, saben bien que soy alguien profundamente incorrecto políticamente hablando, alguien que ha forjado su pensamiento mediante la lectura de buenos libros, la observación de los acontecimientos diarios acompañada siempre por una profunda reflexión, y también las experiencias vividas. Hace tres años tuve constancia por primera vez de algo que venía sospechando desde 2005. Detrás de ese lobby había algo raro, algo que no me terminaba de encajar. Durante un tiempo estuve escribiendo en sus foros y firmando sus alertas, ello pese a que su modus operandi no me parecía del todo cristiano, aunque creyera entonces que defendían causas más o menos justas. Por eso, desde que me enteré en 2013 de la relación existente entre ese grupo de presión y la secta mexicana El Yunque decidí que, como católico, debía oponerme frontalmente. Especialmente tras lo ocurrido un año después, con la capilla de Geografía e Historia de la Complutense, cuando la presencia de ciertas personas puso en peligro las negociaciones entre el obispado y el Decano de dicha facultad. Aún recuerdo mensajes que recibí en mi Twitter aquellos días tras desmarcarnos de la convocatoria realizada por aquellos que están habituados a presionar y no entienden el valor de la palabra negociar: “¿Así nos lo agradecéis?” Me decían desde algún lugar del sur de España. Pues mire usted, se lo agradecemos a Monseñor César Franco, que fue quien negoció con el Decano permitiendo que continuase habiendo capilla en dicha facultad. Pero lo que más me hizo ponerme en contra de dicha secta fue enterarme de que algunos amigos míos están amenazados por personas que apoyan o justifican la existencia del Yunque. Aunque me considero alguien pacífico, a la hora de defender a los míos me sale el carácter guerrero de mis antepasados vacceos y castellanos.

Debido a mi confusión reflexiva sobre este asunto, decidí entonces dejar de escribir en Infovaticana, pues creí erróneamente que desde este portal tomaban partido por esos lobbies de presión y la mano que mece su cuna. Llegué a pensar que Gabriel Ariza criticaba a Monseñor Rico Pavés por este motivo, como si apoyase algo sobre lo que en el pasado había puesto luz y taquígrafos para denunciarlo. Pero, con el tiempo, me he dado cuenta de que estaba en un error, y por ello he decidido volver. Dicen que desde fuera se ven las cosas con mayor perspectiva, y realmente es así. He estado siguiendo las noticias de Infovaticana, y otros portales, desde entonces, y no he observado nada que me hiciera pensar que ese supuesto apoyo o justificación del Yunque por parte de Infovaticana fuera real. De hecho, me agrada mucho la defensa realizada por Infovaticana en estos últimos meses hacia Don Joaquín López de Andújar, mi apreciado obispo de Getafe, y de Don José Rico Pavés, su Auxiliar, quienes han sido vilipendiados por otros lobbies de presión (pertenecientes a otras sectas, en esta ocasión, afines al Nuevo Orden Mundial), quienes criticaron a mis queridos Obispos por oponerse a leyes que no solo atacan la moral cristiana sino que también buscan pervertir a nuestros menores. Creo que los niños son sagrados y que, junto con nuestros adolescentes y jóvenes, son el futuro de nuestra sociedad. Por ello de ninguna manera puedo permitir que alguien intente manipular sus conciencias y adoctrinarlos en la mentira y la perversión. Además, la defensa de Infovaticana para con mis apreciados obispos ha sido contundente e intachable. Defensa que, por otra parte, ha brillado por su ausencia en algún otro portal de información religiosa  autoconsiderado ortodoxo. Me pregunto si acaso allí molesta la figura de Monseñor Rico Pavés. 

Milite romano y defensor de la Verdad

Pero ha sido a principios de septiembre, al observar lo ocurrido con el padre José Antonio Fortea y su marcha de Religión Digital, cuando he decidido volver. Por un lado, las sospechas de las que hablaba han quedado disipadas pues, además de que, desde su fundación, Infovaticana ha escrito artículos criticando y desmontando al Yunque, sigue teniendo en su web el documento ElTrasparente, que constituye un documento importante sobre dicha secta tratándose, además, de una investigación realizada por encargo de la Diócesis de Toledo. Por otro lado, creo que si hay un portal de información religiosa verdaderamente católico y, al mismo tiempo, verdaderamente libre en su línea editorial, ese es Infovaticana. Religión Digital es una especie de cajón desastre donde cabe de todo, desde las herejías más infames hasta los insultos a lo más sagrado en forma de viñetas supuestamente graciosas y donde, incluso, ha llegado a haber (desconozco si continúa existiendo) un blog llamado “Humanismo sin credos” que, francamente, nunca comprendí qué pintaba en  un portal supuestamente cristiano. Ello por no hablar de algún otro blog allí alojado que defiende los postulados del Islam. De momento no ahondaré en mi postura acerca de esta religión y, especialmente, el yihadismo. Ahora, según informa el Padre Fortea, alguien a quien siempre he admirado profundamente y por quien pondría la mano en el fuego, Religión Digital tiene ciertos tejemanejes económicos, por decirlo finamente, que no me gustan un pelo. Y si lo dice el Padre Fortea, va a misa. Y si Infovaticana apoya al Padre Fortea y toma partido por él, e incluso el sacerdote complutense decide escribir en este portal, yo me pongo de parte de Infovaticana y quiero colaborar, de forma sinérgica y proactiva, con ellos para defender la Moral, el Magisterio y la Doctrina de la Iglesia Católica y para difundir la Verdad cristiana, la Verdad del Evangelio desde Infovaticana, el único portal de información religiosa que se puede decir que realmente es católico y no responde a intereses económicos ni tiene secretos de ningún tipo. Al menos eso pienso.

Otro aspecto que también me parece encomiable por parte de Infovaticana es el de que se han hecho eco, en varias ocasiones, de las palabras de Iker Jiménez, un periodista al que también admiro profundamente, y que defiende el valor de la vida desde la concepción y el derecho que el nonato tiene a nacer sin que intereses egoístas lo impidan. Palabras, las de Iker, que no he visto reflejadas en algún otro portal de información religiosa. Claro que, quizá para algunos Iker tan solo es un “magufo” que dirige un programa de esoterismo. Y eso que Cuarto Milenio no se puede catalogar como tal, pues es mucho más amplio que todo ello. Sin embargo, desde Infovaticana, por lo que veo, a Iker se le tiene aprecio. Y como a Iker y su equipo (entre los cuales tengo varios amigos) les considero de los míos, quienes aprecian a los míos son dignos de mi afecto y cariño.

Por otra parte, como de bien nacidos es  ser agradecidos, me gustaría no solo reiterar mis disculpas a Gabriel Ariza (a quien ya se las ofrecí por email) sino también mostrarle mi agradecimiento por haberme dado la oportunidad de volver. Pero, sobre todo, porque me dio la oportunidad de escribir aquí en 2014. Hace ya algunos años, quizá cuatro o cinco, pedí a otros portales de información religiosa (entre ellos RD, lo admito) la oportunidad de escribir allí. Solo diré que la mala educación es el “adorno” de sus casas, pues ni siquiera recibí una contestación a mis emails. Sin embargo, por parte de Infovaticana, fue el propio Gabriel Ariza, sin que yo se lo pidiera, quien me preguntó a través de un email “¿Quieres escribir en Infovaticana?” Reconozco que aquello me impactó profundamente y acepté sin dudarlo. Por ello considero que esta es mi casa y he decido volver como el hijo pródigo, disculpándome por haber hecho algunos juicios que ahora veo fueron erróneos, y alegre por estar con quienes han confiado en mí. 

Y vuelvo a casa tal como hice la primera vez, con muchas ganas de escribir sobre mi fe, sobre la Iglesia, sobre Historia y sobre todo aquello que considero interesante, también dispuesto a aportar mi  particular visión de la realidad con el fin de colaborar con este gran equipo que conforma Infovaticana. Creo que la misión y visión de este portal de información religiosa encaja a la perfección con mi pensamiento políticamente incorrecto. Por otra parte, creo que se presentan unos meses realmente interesantes para quienes nos gusta reflejar por escrito nuestras reflexiones. Nuestros políticos, especialmente, nos están dando mucho juego para ello, eso desde luego. Pero claro, una clase política que se ha apartado de los valores del Evangelio ¿Cómo se van a poner de acuerdo para gobernar? Sin Cristo, todo diálogo termina siendo estéril. (nota: esto lo escribí a principios de septiembre, sin prever la que se ha montado en Ferraz durante estos días)

Y este servidor de ustedes estará en Infovaticana para escribir sobre todo ello. Reciban mi más afectuoso saludo y gracias de nuevo a Gabriel Ariza por acogerme otra vez en casa.

En colaboración con Infovaticana

1 comentario:

Lea el enlace dijo...

La Sexta contra HazteOir y el Yunque por combatir la tiranía de género y el aborto

https://infovaticana.com/2017/02/04/la-sexta-hazteoir-yunque-combatir-la-tirania-genero-aborto/