jueves, 20 de diciembre de 2012

La fuerza de la fe y de reencontrarse con quien uno es en realidad.

Cómo estaréis ya cansados de  escuchar, este 21 de diciembre es el día en que se pone fin al ciclo del calendario maya, lo que se viene llamando como "el fin del mundo" o el "final de los tiempos". Se han dado este año algunas curiosas "casualidades" sobre las cual me gustaría reflexionar. Como dije en otro artículo soy católico y, precisamente por eso, estoy abierto al estudio de lo preternatural y sobrenatural. Digamos que me interesan esos temas que hoy, con el racionalismo imperante, resultan extraños para tanta gente. Soy un alma inquieta, alguien que busca el Misterio con mayúsculas, es decir Dios, una persona que no se queda solo en aquello que es tangible materialmente.

Me viene, ahora mismo, a la mente un niño de trece años, un crió que desde muy pequeño se interesó por estos temas. Aquel niño se sentaba junto a un ordenador situado en la secretaría de un colegio navegando, en plena prehistoria cibernética, por internet. Aquel muchacho leía sobre Dios y sobre lo relacionado con la religión, pero también sobre otros temas que le llamaban la atención como las caras de Bélmez, la Atlántida, vida en otros planetas, el yeti, el monstruo del Lago Ness y otras leyendas ¿con cierta verdad? quizá, a veces la realidad supera la ficción.

Aquel niño sufría acoso escolar, pues en clase se metían con él por múltiples motivos, le pegaban y tiraban cosas poniendo, como argumento, cualquier excusa tonta, solo por que tenía discapacidad auditiva. Era un niño que lo pasaba mal cuando acudía al colegio, sin embargo encontraba en el misterio una vía de escape, el Misterio con mayúsculas le guiaba (pues por mucho que conozcamos a Dios seguirá siendo misterio ya que nosotros con nuestro conocimiento no podemos llegar a abarcarlo). Ese niño fue creciendo y ya no solo leía en aquel viejo ordenador (un 286, posteriormente un 386 y, finalmente, el Pentium I), sino que empezó a comprar libros. La radio la escuchaba desde pequeño, primero Turno de Noche y, posteriormente La Rosa de los Vientos, Juan Antonio Cebrián fue para él un maestro. Era un niño que, a pesar de esos problemas que tuvo, sentía gran pasión por la vida, era muy curioso y siempre estaba dispuesto a conocer algo nuevo. 

Fue creciendo mientras iba aprendiendo cada día cosas nuevas. Unos años mas tarde comprendió que estaba llamado a una vocación concreta y preciosa, el sacerdocio. Entró a un seminario concreto, en una diócesis concreta y, por prejuicios que le vinieron a la mente, dejó de interesarse por aquellos temas que le habían cautivado desde su mas tierna infancia, cuando su padre le contaba aquellas historias, por ejemplo la mencionada de las Caras de Bélmez. Al hacer esto dejó de ser él mismo y empezó a convertirse en otra persona, en alquien que, de haber seguido actuando así, no querría haberse convertido, pues hubiera podido causar mas mal que bien a los demás. Cometió muchos errores y terminó saliendo del seminario. Una decisión dura y, posiblemente, no de la mejor manera, pero que debía tomar pues aquello podía terminar estallando de una o de otra forma. Por otra parte hubo personas que no se lo pusieron precisamente fácil y, como nuestro protagonista había dejado de ser él mismo, se sintió muy perdido en aquel tiempo.

A causa de esto tuvo una fuerte depresión, estuvo en un estado que ni siquiera sus mas allegados pueden imaginar ya que intentó ocultarlo. Este estado le duró unos dos años, perdió el interés por la vida pues nada tenía sentido para él. Pasó, aproximadamente, un  par de años donde de vez en cuando iba por aquella facultad de Teología a ver a sus amigos, pero casi todos los días simplemente se iba a pasear por la ciudad. Una buena noche decidió comenzar a escuchar aquel programa que tanto le había gustado (Milenio 3), pero a veces apagaba la radio. No obstante algo se estaba gestando y, en 2011, volvió a sentir la vieja llamada, aunque sin saber concretamente a donde, quizá la vida religiosa. Desde aquel cálido verano en su ciudad, tanto a nivel meteorológico como humano y espiritual fue conociendo gente buena e interesante que, de alguna manera, le ayudaron a salir de aquel estado depresivo. Pero fue en la Semana Santa de 2012 cuando un gran amigo, seminarista, prendió un chispazo en su alma cuando le dijo "Me parece bien que quieras ser célibe y consagrarte plenamente a Dios pero ¿Por qué no ser sacerdote? no tiene sentido ser diácono permanente y célibe". Fue entonces cuando comenzó a plantearse viejas aspiraciones, preguntas que desde su mas tierna infancia había tenido volvieron a su mente y un ancestral deseo volvió a avivarse en su alma.

En mayo de 2011 también ocurrió algo que le marcó. Fue a comer con un viejo profesor de la facultad y este le dijo "¿Por qué no haces un Máster?". Efectivamente, durante el curso 2011-2012 hizo un Máster, el cual le hizo renovar otra de sus viejas pasiones: la Historia. Fueron meses de trabajo constante que contribuyeron al notable crecimiento de nuestro protagonista.

Pero fue el pasado 9 de junio cuando tuvo aquella experiencia en la que se reencontró consigo mismo. Esa noche estuvo en casa de uno de esos amigos que ha conocido recientemente, un pequeño "hobbit", uno de esos quijotes que aun existen por nuestra querida y casi bimilenaria España. Sin entrar en lo que sean los OVNIS y sin defender su posible existencia o su no existencia (pues no es esa la intención de este artículo), de alguna manera su vieja pasión se hizo presente aquella noche. La cuestión es que este muchacho, su amigo y otras amistades de este pasaron la noche contemplando las estrellas mientras escuchaban aquel programa de radio pues se estaba llevando a cabo lo que habían llamado "Alerta OVNI". Lo importante no es si vieron o no algo extraño en el cielo, lo verdaderamente importante es que aquel niño de trece años volvió a hacerse presente. Nuestro protagonista se reencontró con ese niño, se reencontró con aquel muchacho que él mismo fue y sigue siendo, aunque aun no era consciente de ello. Volvió a recobrar el interés por la vida, a encontrar el sentido de esta, a sentirse vivo de nuevo. Al final de la temporada radiofónica el presentador habló sobre los viejos sueños y a nuestro protagonista le dio la impresión de que estaba hablándole personalmente.

Pasaron los meses y llegamos al presente diciembre de 2012. Se hace una exposición sobre el programa, sobre el misterio en general, coincidiendo con la profecía maya. Aquel joven acudió y quedó fascinado con lo que allí vio. Al día siguiente el "chispazo" prendió del todo. El chico se dio cuenta de que el 9 de junio, como hemos dicho, se había encontrado consigo mismo, se había reencontrado con aquel niño de trece años que tenía múltiples sueños y que estaba seguro de que se cumplirían. En estos momentos se acerca el 21 de diciembre. En realidad no se va a acabar el mundo sino que lo que tiene término es el calendario maya, el cual se realiza con una cronología de unos cuantos miles de años y, una vez finaliza esa cronología, vuelve a comenzar de nuevo. Los mayas no tenían noción del final de los tiempos como nosotros pues es una idea de origen judeocristiano. La noción de los mayas sobre el calendario era cíclica, terminaba y volvía a comenzar. En cualquier caso si se trata de una fecha especial para nuestro protagonista es porque decía, hacia 1995-1996 "buah, pues si quedan quince años para el fin del mundo queda todavía toda una eternidad, anda que no queda tiempo de aquí a entonces". Era, de algún modo, una fecha que le llamaba la atención. No es que por entonces, ni ahora, creyera que se iba a acabar el mundo, sino que le parecía curiosa aquella profecía en un tiempo, donde además, leía también sobre Nostradamus o el llamado San Malaquias y su lista sobre los Papas.

Como digo, han pasado quince años y aquel, lejano en el tiempo, final del calendario maya que tanto le había llamado la atención de pequeño se acerca. En el momento en que esto escribo faltan exactamente dos días. Aquel niño sigue estando vivo. Ese joven, ahora que se ha reencontrado consigo mismo y con su lugar en este mundo, sigue siendo tal como fue, tal como eran también su padre y su abuela. Por cierto, otra "casualidad", en 2013 se van a cumplir veinte años de la muerte de aquella inolvidable abuela, una mujer extraordinaria que superó los noventa años de edad y, aunque según algunos había perdido un poco la cabeza, quizá estaba mas cuerda de lo que parecía. Este niño, este joven entiende la vida, reflexiona sobre ella, tal como la entendían su padre y su abuela: puro misterio, pura magia, pura aventura.

Ese niño, ese joven, soy yo. Quizá pueda sorprender que mezcle temas que, de alguna manera, son tenidos por antagónicos. Hoy son muchos los que piensan que si existiera vida en otros planetas eso de alguna manera contradeciría lo que enseña la Iglesia y "si se descubre caerá la religión" cuando el Vaticano respalda que pueda existir vida en otros planetas. Pero no quiero plantear una discusión sobre este tema ¿Quizá en un futuro artículo? puede ser. La cuestión es que, después de unos años de oscuridad, donde nada tenía sentido, donde permanecía en un permanente estado de aletargamiento y desesperanza algo ha vuelto a prender en mi alma, he ido redescubriendo algunos puntos de mi interior que parecían olvidados, no recordaba ya aquel niño que era yo de pequeño. Siempre fui, como he dicho, un chico inquieto, uno de esos quijotes que se resisten a dejarse engullir por un mundo cada vez mas materialista y hedonista. Me podrán negar la existencia de Dios con argumentos que algunos consideran "científicos y racionales", pueden decirme que con la muerte termina la vida o que es absurdo creer que pueda existir esta en otros planetas planteando cuestiones como que "solo la Tierra tiene condiciones para la habitabilidad" con una visión egocéntrica sobre el ser humano pues si nosotros tenemos unas capacidades que se adaptan a la vida en la tierra ¿Por qué no va a haber criaturas que se adapten a otras condiciones vitales en planetas diferentes al nuestro? en el onubense Río Tinto, que no se caracteriza precisamente por su "habitabilidad" hay unas bacterias que sobreviven en un ambiente hostil ¿Por qué no en otro planeta? además se están descubriendo que hay otros planetas similares a la Tierra.

Pero lo realmente importante, cómo digo, es que me he reencontrado conmigo mismo. En los últimos tres años, desde mi salida del seminario, estuve depresivo, sin ganas de nada, fueron  momentos bastante duros. Recuerdo cuando, hablando con mi párroco me decía "Es que fue un palo bastante fuerte, es normal que estés tan herido psicológicamente". Llegué a ir a tres psicólogas diferentes, una de ellas católica, ninguna podía ayudarme pues era una cuestión que debía resolver yo mismo dejándome guiar por Dios, eso bastaba tal como se ha demostrado pues en el último año y medio he tenido una serie de vivencias que me han hecho despertar de mi letargo, que me han indicado mi lugar y mi función en este mundo. He conocido, además, a personas que me están ayudando mucho y seguirán haciéndolo, espero yo poder también ayudarles. En definitiva, he encontrado mi lugar en este mundo, viendo claro el camino que debo seguir. Hay un detalle que no he mencionado aun, otro gran amigo en su momento me puso en contacto con una fundación de comunicadores católicos en la que estoy aprendiendo mucho y que, probablemente sea uno de los bastiones en que me voy a apoyar para conseguir otro de mis viejos sueños: colaborar en la radio, mi medio de comunicación favorito.

Lo fundamental, creo, es haberme reencontrado con ese niño de trece años que fui y que sigo siendo. Una de las frases que mas me impacta del Evangelio es, precisamente "si no os hacéis como niños no entrareis en el Reino de los Cielos". Creo, realmente, que uno de los grandes problemas que tiene el hombre hoy en día es que ha perdido su condición de niño. Hoy en día parecen que las grandes cuestiones, esas que siempre han interesado al hombre (especialmente Dios) fueran un mito del pasado según los gurús de ese racionalismo materialista que pretende imponerse como una nueva religión. Por eso yo me considero un poco quijote pues voy contracorriente ya que no me quedo, como he dicho, con lo palpable y tangible sino que voy mas allá de esto, siempre, aunque a veces pueda parecer un acto de locura, pero es algo connatual a mi forma de ser, la cual que me enseñaron, especialmente, cuatro personas que aunque hoy no están conmigo físicamente si me acompañan espiritualmente (mi padre, los dos abuelos que conocí y mi tía-madrina). También con esta cuestión de volver a ser como un niño me ayudó mucho releer El Principito, un libro que, así lo creo, habría que leer por lo menos una vez al año, por la gran sabiduría que tiene y porque cada vez que lo lees aprendes cosas nuevas.

En estos días he leído "El hobbit", un libro que, aunque fuera escrito para niños, tiene un mensaje cristiano bastante poderoso. Me llama la atención el personaje de Bilbo Bolsón pues su marcha con Gandalf y los enanos es una analogía de lo que es la vocación, una llamada en la cual hay resistencias interiores y miedos pero, que si uno persevera, termina consiguiendo aquello con lo que sueña. Por eso he hablado en este artículo de cosas que pueden parecer antagónicas pero que para mi tienen mucho sentido, algo que comprende quien me conoce bien. En cuanto a la cuestión de la vocación religiosa me he dado cuenta de que siempre he tenido un carisma franciscano, por lo que me estoy formando para poder profesar como franciscano seglar. Mi forma de ser y de entender la vida es algo quijotesca en estos tiempos que corren, donde el creyente es visto como un ignorante o un loco. Pero no solo sueño con esto sino que también quiero dedicarme a mi otra gran pasión, como he dicho, la Historia investigando y escribiendo. Con respecto a la radio igual, sueño con colaborar en ella y tengo fe en que confiando en Dios coseguiré todo lo que me pueda proponer pues el poder de la fe es poderoso y mi fe es fuerte. También, en definitiva, me gustaría investigar y comprender mejor el mundo de lo espiritual, especialmente para poder ayudar a los demás.

Editado en Enero de 2015:

Tras el Máster de Historia y Ciencias de la Antiguedad realicé otro en Periodismo Social en la Fundación Crónica Blanca, donde ahora estoy trabajando como colaborador en el área de comunicación institucional. También tengo un blog en el portal de información religiosa Infovaticana. En mayo de 2014 profesé como franciscano seglar en la Fraternidad de Jesús de Medinaceli.

Me he decidido a escribir esto porque soy consciente de que los testimonios ayudan a esas personas que lo están pasando mal, especialmente en estos momentos de crisis, no solo económica sino moral y espiritual. Amigo, si te sientes deprimido, si estás en una situación donde no ves sentido a tu vida busca a Dios, pídele que te ayude y mira en tu interior, reencuentrate con esa persona que un día fuiste y lucha por tus sueños. Encontrarás dragones, pero si tienes fe y perseverancia terminarás derrotándolos.

Un fuerte abrazo a todos.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Sobre la presencia de los católicos en el humanismo. Reflexiones

Hoy, mas que nunca, es vital que los católicos recuperemos nuestra posición dentro del humanismo y del mundo de la cultura. El otro día, mientras escribía sobre la presentación del libro escrito por el sacerdote, y periodista, Manuel María Bru acerca de las Cortes de Cádiz y el anticlericalismo me vinieron a la mente algunos pensamientos que me gustaría plasmar en este blog.

En la universidad es habitual encontrar oposición frente a la existencia en sus facultades de un espacio utilizado como capillas. No entraré en la discusión "capilla si, capilla no", que realmente me parece estéril, aunque defiendo que deben estar presentes en la universidad por tratarse de una necesidad de tipo espiritual. Aunque la función de la capilla es que en ella se realice el culto católico, está abierta para que cualquier persona pueda rezar un rato en ella, no se pide un DNI de catolicismo para poder entrar un rato a orar. En cualquier caso, cómo digo, no es ese el tema sobre el que quiero hablar.

Cómo sabéis, el pasado curso estuve realizando un Máster en Historia y Ciencias de la Antiguedad. Me llamó poderosamente la atención que entre profesores y alumnado, por lo general, había una idea de ateísmo bastante fuerte. ¿Era yo el único católico? puede que si, aunque es probable que hubiera alguno mas que fuera, al menos, creyente. Pero lo que mas curioso me pareció no fue el hecho de que hubiera ateos, pues es una postura que tienen muchas personas y la universidad no va a ser menos en ese sentido, sino sobre todo cierta posición de beligerancia contra el cristianismo por parte de algunos profesores (también de algún alumno, pero mas minoritariamente). Es probable que no haya habido una religión mas perseguida a lo largo de la historia que el cristianismo ya que defiende unos postulados que ya hace dos mil años escandalizaban a los paganos y fariseos hasta tal punto que Jesucristo fue crucificado y, en los siglos siguientes, sus discípulos perseguidos por una serie de emperadores romanos (no todos los emperadores persiguieron a los cristianos, antes de Constantino hubo algunos que los dejaron tranquilos o, como Felix el Árabe, mostraron cierta tolerancia con ellos). Esta persecución se ve en nuestros días pues a los fariseos y/o paganos contemporáneos también les molesta el cristianismo. Creo que es un error pensar que se debe a los errores que pudo cometer la Iglesia en el pasado, porque ese motivo es solo una excusa, la realidad es que lo cristiano molesta pues en caso contrario a nadie le parecería mal que alguien ponga un crucifijo en un lugar público, al fin y al cabo la figura de Jesús despierta simpatía incluso entre personas que no se definen como cristianas (los musulmanes de verdad le tienen como un profeta y respetan a los cristianos, es decir los que no son integristas).

Con respecto a la Iglesia, y el cristianismo en general, existe mucho desconocimiento. Una prueba es la portada de ayer de "El País" que tituló que en el Portal de Belén no había bueyes y mulas. Si uno lee la Biblia y lo que a lo largo de 2000 años dijeron los Santos Padres de la Iglesia y los buenos teólogos verá que no se menciona la presencia de animales en el lugar donde nació Jesús. Quizá fuera una licencia que san Francisco de Asís (si, el que inició la tradición de los belenes en Greccio) que, como sabéis, era muy amigo de los animales. Pasa igual con la existencia, o no, del limbo cuando en 2006 algunos diarios pomposamente titularon "El Papa cíerra las puertas del limbo". Pero no solo en cuanto a cuanto a cuestiones de tipo teológico, sino que también hay ignorancia en lo moral pues, cuando la Iglesia dice que la homosexualidad es pecado, no está insultando a los homosexuales, cómo algunos medios aseguran, lo que está diciendo es que se trata de una relación sexual de tipo desordenado, igual que las relaciones heterosexuales fuera del matrimonio ya que para la Iglesia, por muchas cuestiones, la única y autentica relación sexual es aquella entre hombre y mujer, dentro del matrimonio y plenamente abierta a la vida que además solo puede separar la muerte. Por eso la Iglesia está en contra del preservativo, del aborto y de tantas cosas que algunos llaman progreso pero que en realidad son involuciones. Alguno preguntará ¿involuciones? sí, en la Antiguedad existían las relaciones homosexuales, el divorcio, había condones (para alguno será una sorpresa, no habría latex pero si preservativos), a las mujeres se las practicaban abortos (y si el niño nacía con deformaciones en pueblos como Esparta se les arrojaba desde lo alto de una montaña. Por otra parte, existe en los medios de comunicación, y también en la sociedad, un anticlericalismo que, sin llegar de momento al nivel de barbarie que durante los años treinta en España, lleva a ver en la Iglesia solo lo malo, cometiendo falacias tales como "hay un sacerdote que ha sido detenido por pedofilia, ergo todos los sacerdotes son pedófilos". Vivimos en un tiempo que, por el poco conocimiento que de Lógica tiene el ser humano actual, se cae facilmente en la falacia y en la generalización. Hoy, según algunos, todos los vascos son proetarras, los madrileños unos chulos y los sacerdotes unos pedófilos. Pero, amigos mios, contra estas generalizaciones hay que luchar, un católico debe defender no solo su fe, también hay que ser defensor de la Iglesia pues esta no son solo los obispos y sacerdotes, que también, sino todo aquel que es católico practicante (nunca he entendido lo de católico no practicante, o eres católico o no lo eres pero las medias tintas en la Iglesia no valen). Es un deber moral que tenemos el de defender tanto la Iglesia como nuestra fe cristiana.

Creo firmemente que el humanismo cristiano es el autentico humanismo pues pone al hombre en su verdadera dimensión como una criatura de Dios, alguien que ha sido creado con libertad para hacer la voluntad de su Creador. Es decir, alguien libre pero orientado al bien, a la verdad, pues esta viene de Dios. Sin embargo tiene libre albedrío, es verdad, por eso existe el mal. Podemos hacer una analogía con el cuchillo pues yo lo puedo utilizar para cortar un trozo de chorizo y comérmelo o para hacer daño a alguien, lo mismo pasa con el libre albedrío, se puede utilizar para el bien... o para el mal.

¿Por qué digo todo esto? muy sencillo. Uno lee periódicos, blogs, revistas de todo tipo (científicas, de historia...), foros y ve que hay una gran presencia de la doctrina nihilista imperante en la mente humana actualmente. Es decir, está de moda ser ateo, aunque se cubre con la capa del "escepticismo" argumentando además que se tiene una "mente científica y racional". Existen personas, por increíble que pueda parecer, a las que les parece mas normal que el mundo fuera creado por la todopoderosa casualidad y la nada todocreadora a que lo crease una causa inteligente, primer motor inmóvil que diría Aristóteles, una inteligencia creadora (Dios, si os fijáis en todas las religiones, también en el paganismo grecorromano, siempre hubo un dios creador, los cristianos le llamamos Dios Padre).

Sin embargo, cuando un católico, en el campo de la ciencia, de la historiografía, en los medios de comunicación, defiende su fe es tachado poco menos que de "magufo", esa palabra con la que los creadores del nuevo dogma de nuestro tiempo, el cientificismo, el cual no es verdadera ciencia (pues la ciencia busca la verdad siempre, sin prejuicios ni barreras mentales) sino que es una cerrazón a todo aquello que son incapaces de explicar en un laboratorio (Dios está mas allá de lo físico, está en el campo de estudio de la Metafísica, por tanto). Esto siembra, en los cristianos sencillos (aquellos que tienen poca formación) dudas que les pueden confundir e, incluso, llevar a perder la fe.

Hay en nuestra sociedad, por tanto, mucho anticristianismo, se persigue y ridiculiza la fe. Sin embargo, es algo que no debe darnos miedo y que debemos combatir con las armas de la fe, la oración y el estudio. Es decir, hoy en día es muy importante que en los distintos rincones del humanismo (el cual engloba tanto las disciplinas tradicionalmente consideradas científicas con aquellas englobadas en el campo de las letras) estemos presentes los católicos mostrando nuestra fe con el uso de la razón. Uno de los falsos silogismos de nuestro tiempo es pensar que fe y razón son opuestas, pero es justo al revés pues no solo se complementan sino que de alguna manera se necesitan la una a la otra. La fe, sin razón, deriva en puro sentimentalismo mientras que la razón sin fe está como un atleta sin piernas, coja. Por tanto es vital que aquellos que nos dedicamos al mundo del humanismo y somos católicos estemos bien formados y que nuestra fe impregne toda nuestra vida, incluso en el mas simple gesto. Es necesario que combatamos ese mensaje desesperanzador que algunos (en realidad son pocos, pero utilizan los grandes medios de comunicación y por eso se les escucha tanto) transmiten negando la existencia de Dios y poniendo en ridículo las verdades defendidas por el cristianismo. No tenemos que tener miedo, amigos, contamos con la ayuda de dos mil años de tradición cristiana y con una rica herencia cultural. Uno de los puntos que defendió Gabriel Galdón, el pasado lunes, fue que los Santos Padres son plenamente actuales, en realidad es así pues los problemas que ellos afrontaron en la actualidad siguen defendiéndose en algunas esferas de la sociedad. La Iglesia debe ser nuestro apoyo en esa defensa del humanismo de la fe, no estamos solos en nuestra lucha contra el mundo sino que, a lo largo y ancho del planeta, hay muchos y muy bien formados católicos en cuyas obras nos podemos apoyar.

Pero hay un aspecto que considero primordial además de la buena formación cristiana, la coherencia de vida. Pienso que es cierto aquello de que hace mas daño la falta de coherencia de los cristianos que el anticlericalismo presente en la prensa. A veces, cuando uno observa a personas que se dicen cristianas y se acuerda del "mirad como se aman" que decían los romanos se pregunta si nosotros realmente somos como aquellos primeros cristianos. No solo me refiero a amarnos entre hermanos en la fe, sino en amar al prójimo y, sobre todas las cosas, a Dios. Si, amigos mios, a veces uno ve personas que se dicen cristianas pero que muestran poca caridad hacia el pobre, que votan a partidos anticristianos (ningún católico debería votar al PP, un partido que defiende el divorcio, que apoya ciertos puntos del aborto, que tolera las uniones homosexuales, que defiende el liberalismo salvaje que está destruyendo el mundo), que no cuida la naturaleza, que insulta al que considera enemigo (Zapatero fue un mal presidente pero ¿Es lícito para un cristiano llamarle "cabrón" o a un etarra "hijo de puta"? no dejan de ser creación de Dios, están equivocados y necesitan urgentemente la conversión pero si solo amamos y oramos por nuestros amigos, por quienes nos caen bien ¿Qué merito tenemos?). Todos recordamos a cierto periodista que todos los días, en una emisora católica, se dedicaba a insultar a todo aquel que no pensaba como el, que era diferente. Se trata de un periodista que no era creyente, de hecho fue comunista y se convirtió en liberal, pero ¿Qué hacía en un medio de comunicación católico con esa actitud? lógicamente terminó siendo expulsado, gracias a Dios, de ese medio. Pero muchos católicos, bienintencionados seguramente, le escuchaban y se enfadaron con aquella emisora cuando ese periodista se fue.

En definitiva, pienso que si de verdad queremos cambiar el mundo y mostrarle la belleza del mensaje cristiano primero tenemos que mirar al hombre del espejo, si ese hombre o mujer que hay en el espejo cuando nos acabamos de despertar y vamos al baño a quitarnos las legañas, somos nosotros y debemos cambiarnos primero a nosotros mismos, quitándonos esa viga que tenemos en el ojo antes de poder criticar la paja que hay en el ajeno. La Iglesia (no solo los sacerdotes u obispos) ha cometido errores, es cierto, y no hay que esconderlos, hoy sigue cometiendolos cuando cada católico falta a la caridad con el prójimo. La verdad debe enseñarse con caridad, sino pierde su esencia, su razón de ser. Por eso es tan importante la coherencia de vida cristiana. Hay que ahogar el mal presente en nuestra sociedad con abundancia de bien, llevar la bendición a un mundo movido por la maldición (me refiero a que la gente está acostumbrada a maldecir pero no sabe bendecir). Es una misión que tenemos si queremos hacer un verdadero humanismo, si deseamos trabajar en el humanismo cristiano.

Amigos mios, queridos hermanos "es hora de despertarnos del sueño" en el que estamos sumidos, que cojamos nuestras armas cristianas (oración y formación) y combatamos la batalla de la fe. El mal no ocurre por la acción de las personas malas sino por la falta de acción de los que somos buenos. Si tantas personas pierden la fe o se alejan de la Iglesia no es porque El País o la Sexta monten campañas de manipulación en contra de los católicos, sino porque nosotros no estamos presentes ni en los grandes medios de comunicación ni en el humanismo. Si, hay católicos en diferentes medios de comunicación, pero salvo Juan Manuel de Prada y algunas otras notables excepciones, muy poco se conoce de ellos. Lo mismo ocurre en el campo de la ciencia, de la historiográfia, de la filosofía. Ahora se está celebrando el año de la fe y diócesis como Madrid o Getafe están llevando a cabo una misión. Y esque, queridos, la misión no solo se puede llevar a cabo ayudando en África o Calcuta, sino que también es necesaria una misión en esta Europa que ha perdido sus raíces cristianas. Yo, desde luego, tomo el testigo lanzado de promover un humanismo cristiano, de vivir coherentemente como un cristiano y de dar a luz, cuál Socrates cristiano, en los demás la noción de Dios. Os animo, merece mucho la pena. La batalla es complicada, pero tenemos dos mil años de tradición teológica, filosófica, patrística, en definitiva humanística, en la cual nos podemos apoyar. Además contamos con la asistencia de la Iglesia, no solo de su cuerpo (nosotros, los católicos) sino sobre todo de su cabeza: Jesucristo, el cual nos ha dado su Espíritu Santo para ayudarnos en esta tarea.

martes, 20 de noviembre de 2012

Presentación del nuevo libro de Manuel María Bru en Crónica Blanco.



Instante de la presentación, imagen sacada del Facebook de Crónica Blanca.

Como sabéis muchos de vosotros soy miembro de Crónica Blanca, Fundación de Comunicadores católicos dirigida por don Manuel María Bru, sacerdote de la Diócesis de Madrid. Ayer asistí a la presentación de un nuevo libro escrito por el mencionado autor sobre las Cortes de Cádiz y el periodismo anticlerical. He creído interesante traer a mi blog las notas que fui redactando en mi libreta. Participaron como ponentes Gabriel Revuelta, director de la editorial Ciudad Nueva, Manuel Bru y Gabriel Galdón, Catedrático de Ética de la Comunicación. Iba a participar, también como ponente, don Rafael Zornoza, obispo de Cádiz, pero excusó su ausencia debido a un asunto familiar. Antes de la presentación hubo una Eucaristía que sirvió como un regalo del Señor, "un rato de paz antes del bullicio". En el ruego de preguntas participó el profesor López Quintás con unas interesantes reflexiones, como posteriormente veremos.


Gabriel Revuelta
El acto estuvo moderado por don Gabriel Revuelta, quien comenzó su ponencia excusando la ausencia de don Rafael Zornoza y presentando a los otros dos ponentes. Ya había estado en Crónica Blanca en febrero presentando el primer volumen de una colección de Ciudad Nueva que lleva el nombre de la Fundación. Ese libro, que tiene como tema central "María y los Medios de Comunicación", contiene reflexiones de diversos autores que toman como referencia palabras clave de un discurso pronunciado por Chiara Lubic, del Movimiento de los Focolares. Ciudad Nueva es una editorial cuyos libros se organizan por bloques, uno de ellos es esta colección de Crónica Blanca. Su objetivo es difundir el humanismo cristiano.

Don Gabriel Galdón comenzó indicando que Manuel es de los que se toma en serio la unidad de fe y razón además de ejercer un autentico periodismo humanista. Se trata de un periodismo hecho por cristianos que busca construir, incluso con el gesto, la verdad en la caridad. Cita al Santo Padre cuando dice que "la caridad sin verdad es igual al sentimentalismo y la verdad sin caridad es fundamentalismo". El humanista cristiano debe transparentar a Cristo en todo, tiene que notarse que ha habido un verdadero encuentro con Cristo. En caso contrario es normal que podamos cabrearnos cuando leemos tanto a los anticlericales decimononicos como en la actualidad el diario El País. Nosotros tenemos que ahogar el mal con abundancia de bienes. La masonería existía en aquella época y también ahora. Busca destruir no solo la Iglesia sino la verdad que hay en el mundo. Comenta que el libro es un buen estudio tanto a nivel historiográfico como periodístico.


Gabriel Galdón
 Tener sentido histórico es fundamental para estar anclado en la verdad. Debemos tener en cuenta que el grupo Prisa, sin el apoyo que recibe por parte del poder y sin la ayuda de determinados bancos no existiría. A los cristianos no nos debe dar miedo la actitud de estos anticlericales, pero, asevera, debemos pensar en los seres inocentes que viven manipulados por los fariseos actuales, no solo en España. Estos fariseos presentan un papel atrayente, como si fueran buenos, por ejemplo cuando la ONU da anticonceptivos como si fueran la solución frente al sida cuando está demostrado que en paises como Uganda, donde se sigue a rajatabla el Magisterio de la Iglesia, han disminuido tanto los contagios como las muertes por sida. Los anticlericales del siglo XIX eran hermanitas de la caridad al lado de los actuales.


Este ponente asegura que le preocupa la falta de coherencia de políticos, periodistas y, en general, de los cristianos. Debemos volver a las fuentes originales, los Santos Padres, por ejemplo, son plenamente actuales. La coherencia periodística consiste en denunciar el mal con propuestas de bien. Le apena que, en general, los medios católicos solo hablan del derecho a la vida cuando hay una manifestación. La familia cristiana es el matrimonio autentico, sobre todo cuando está abierto a la vida, no hay otro, aunque algunos manipulando el lenguaje y las conciencias den a entender lo contrario. Gabriel afirmo que ha escuchado a católicos oficiales e incluso algún sacerdote u obispo diciendo "no estoy en contra de las uniones homosexuales pero si de que se llamen matrimonio". Esto ocurre porque hay muy poca valentía al defender el matrimonio cristiano para toda la vida. Hablamos mucho del derecho a  la vida, de Zapatero y Rajoy pero hay silencio ante temas como el divorcio expres, por ejemplo. Los católicos no solo debemos estar presente en las grandes discusiones a nivel mediatico sino que tenemos que hacer acto de presencia para denunciar aquello que va no solo contra el Magisterio de la Iglesia sino contra el ser humano.

La libertad religiosa es el primer derecho fundamental ¿Qué hacemos los cristianos? poca cosa, por no decir nada cuando "por la libertad merece la pena venturar la vida" como decía Cervantes. Debemos defender la justicia social, dando muestra de tener libertad de conciencia frente a un mundo que la tiene pero está oscurecida por la manipulación de los grandes medios. Un cristiano no puede permanecer indiferente ante la injusticia, no debemos entretenernos en politiqueos sino que debemos seguir el ejemplo del Papa. Hay algunos autores como Manuel de Prada con un gran transfondo cristiano, pero son pocos ¿Donde están los periodistas cristianos? deben juntarse, aunque sean cuatro, y montar un medio. Esto antes de internet costaba mucho, ahora ya no tanto. Periodismo religioso no es solo hablar de la labor desempeñada por curas y obispos, de lo que hacen, sino que deben dar luz cristiana a los hechos de la realidad, mostrar la luz de la caridad unida a la verdad. La mayor muestra de caridad es dar a conocer, en caridad, la verdad. La cultura es el cultivo de la virtud y si no la hay no puede haber una verdadera atención al pobre. Así, comenta, nos luce el pelo por no haber virtud y cultura.

¿Por qué este país de tantos santos y gestas históricas ha caído tan bajo?  por la falta de coherencia de los cristianos, no por la prensa anticlerical. Es muy facil hechar la culpa a este tipo de prensa, exclusivamente sin apreciar nuestros propios errores. El libro que hoy se presenta hay que leerlo desde la esperanza, con sentido histórico. El cristiano tiene que hacer el bien con alegría y gracia, enseñando el argumento tomista con una expresión que se entienda, poniendo nuestra mente y corazón. Cuando denunciamos las barbaridades hay que acabar hablando de lo positivo. Don Gabriel comentó una conversación tenida con Iván de Vargas, diacono de Madrid que el año que viene Dios mediante será ordenado sacerdote y que estuvo en el Congo, y ayer en Crónica Blanca, cuando comenta las barbaridades que allí vio, sin embargo resalta lo positivo de la gran labor que desarrolla la Iglesia. Por otra parte no debemos esconder los errores de la Iglesia, pero tampoco fijarnos exclusivamente en ellos como hacen los anticlericales. Ante un cuadro de Velázquez con excrementos de palomas no nos fijamos solo en estos sino que lo importante es la obra de arte, lo mismo se debe hacer con la Iglesia. Si, ha cometido errores, pero los aspectos positivos son infinitamente mayores como inmensamente mayor es su labor de servicio a Dios y al hombre. Hay que mostrar la belleza de la Iglesia y como sin ella habría que haber destruido el mundo hace siglos. Hemos de realzar la verdad con belleza.

Manuel Bru empezó dando gracias a los presentes, especialmente a Gabriel Revuelta, los Focolares, Ayuda a la Iglesia Necesitada, Banco de Alimentos y Asociación Católica de Propagangistas entre otras instituciones presentes en el acto. El anticlericalismo decimonónico, dijo, nos pilla lejos desde nuestra perspectiva histórica. Duele mas una burla que una espada, sobre todo si va contra la fe en cuanto a ofensa hacia verdad, comunidad y paz social, por ello el anticlericalismo no es una broma. Podemos entenderlo, quitándole todo lo malo, como un proceso de transición cultural, una moneda a pagar por los pecados de la Iglesia y clérigos de aquel momento (Iglesia militante), pero ¿Para qué se tuvo que pagar? para la sana laicidad que configura las actuales naciones. Sin embargo se ha dado también una laicidad insana, un laicismo que ha tenido su punto fuerte en las persecuciones del siglo XX.

Distintos puntos del liberalismo asumieron los postulados liberales. Su fisonomía estaba tamizada por la rica herencia cultural anterior. Eran liberales que conocían la conquista de libertad y subjetivismo desde la herencia del siglo XVI. El liberal español es un hidalgo, un cristiano anticlerical. De esta época surge un liberalismo anticlerical beligerante de esta época que atenta contra  libertad y racionalidad que además se ha aprovechado del anticlericalismo tradicional. Por tanto el actual neoliberalismo beligerante es un sucedáneo del decimononico que pocos nos atrevemos a denunciar. Aquella prensa apenas balbuceaba si la comparamos con los trucos de manipulación que usa el periodismo actual cuyos miembros buscan ser valedores de puntos del discurso católico haciéndolo suyo. Los neoliberales pretenden engañar a los católicos mostrando como buena y compatible con la postura católica su propia visión política, económica y religiosa, las cuales están radicalmente opuesta al Magisterio de la Iglesia. Frente a esto está la libertad de la Iglesia, que es verdaderamente librepensadora. Hay muchos cristianos que no se venden por nada ni por nadie pues en la Iglesia no manda la ley de la oferta y la demanda.

Mostró una proyección interesante al respecto. La Iglesia en los regímenes comunistas supo vivir defendiendo su identidad, en Polonia por ejemplo. Pero cuando cae el muro de Berlín el principio fundamental del liberalismo extremo inundó aquella sociedad de un materialismo que amenaza con el secularismo al pueblo católico polaco. Finalizó su discurso diciendo que es en el campo de la cultura donde se debe defender la verdad y la caridad cristiana.

Ante una pregunta acerca de la postura de la Iglesia frente a las invasiones napoleónicas respondió Manuel Bru que hay un planteamiento básico pues las invasiones muestran dos caras de una misma moneda: mantenimiento del enciclopedismo ilustrado y un cambio desde la perspectiva de la diplomacia, además de la invasión a un pueblo por parte de un dictador.

López Quintás
En la ronda de preguntas, además de la ya mencionada, solo dio tiempo a una intervención, magistral por otra parte, del profesor López Quintás, presente entre el público. Habló de la batalla de las ideas frente a la manipulación. Los creyentes, indicó, no hemos opuesto resistencia eficaz. Se necesita gran preparación para neutralizar los prejuicios y la manipulación que muestran los medios de comunicación y la sociedad en general. Es necesario también tener una gran caridad y un fuerte coraje. Los enemigos del cristianismo hacen batallas brutales contra aquellas personas que están realmente preparadas (pongo yo el ejemplo de las campañas contra Benedicto XVI, cómo saben que intelectualmente no pueden hacer nada contra él buscan desacreditarle de múltiples formas). Al que ven que es un poco hábil quizás le perdonen, sin embargo al preparado le intimidan. Lo que nosotros podemos hacer es, con caridad, neutralizarles y plantear la batalla de las ideas. La Iglesia en su conjunto goza de una gran fuerza intelectual, sin embargo hace falta unión para poder plantear una batalla de mucha altura, la cual alguien debe canalizar. Debemos ser conscientes de que luchamos en terreno hostil, por eso tenemos que sentirnos arropados y sostenidos por la Iglesia.

Con estas palabras terminó el acto de presentación. Posteriormente hubo un ágape fraterno. Os recomiendo el libro, titulado "La prensa anticlerical en las Cortes de Cádiz". Le he podido dar un pequeño repaso y me ha parecido francamente interesante, documentado y bien escrito. Desarrolla las reflexiones que salieron en las distintas ponencias y da luz sobre el humanismo cristiano, un aspecto que en estos tiempos considero fundamental. Un humanismo del cual los cristianos bien formados debemos ser partícipes para poder plantear batalla al anticristianismo, el cual incluso al modo de lobos vestidos de ovejas pretende devorar y llevar a la perdición a tantas almas sencillas que están siendo víctimas de burdas campañas de manipulación en medios de información y en muchos libros filosóficos, científicos e historiográficos.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Las Caras de Bélmez: el análisis crítico de un católico



Introducción


Cómo católico estoy abierto a la creencia en experiencias de tipo sobrenatural y preternatural y la ciencia no es un absoluto sino una herramienta, sin embargo, es una herramienta que bien aplicada conduce a la verdad. Y eso es lo que pretendo.


Cuando era pequeño mi padre solía hablarme de sucesos curiosos que habían acontecido años antes de nacer yo y que solían aparecer reflejados en el Diario Pueblo, que él compraba. Uno de aquellos acontecimientos, que tuvo gran trascendencia en un nivel sociológico, fue lo sucedido en febrero de 1972. Muchos conoceréis Diario Pueblo, de su redacción salieron José María García, Antonio Casado, Raúl del Pozo, José María Carrascal, entre otros. Fue precisamente uno de los que he mencionado, Antonio Casado quien dio a conocer lo que desde unos meses antes estaba sucediendo en un pequeño pueblo de Jaén, en plena Sierra Mágina. María Gómez Cámara, habitante de Bélmez de la Moraleda, aseguraba que en su cocina había aparecido, el 23 de agosto de 1971, una faz, un rostro que con los días fue cobrando forma y algunos vieron en él la Santa Faz conservada en la Catedral de Jaén. De hecho, en un principio, se consideró como una manifestación religiosa hasta el punto de que Carmen Polo de Franco llegó a mandar a una periodista hasta aquel pequeño pueblo con el objetivo de dilucidar si realmente tenía algo que ver con lo religioso aquel fenómeno. Pero veamos primero como fue transcurriendo la historia.

Historia
En 1966 se produjo el conocido como "incidente de Palomares", un hecho que llevó a la población a sentir autentico miedo a la radioactividad, de hecho es muy conocida la anécdota de cuando Manuel Fraga se bañó en el mar con el objetivo de quitar importancia a lo sucedido y hacer ver que no había riesgo para la salud. En 1971 aún se recordaba lo sucedido, por este motivo, tras los intentos estériles de María Gómez por borrar el rostro se mandó picar el suelo. Miguel Pereira, hijo de María "La Larga" y Juan "El Obispo" procedió al picado y posterior rellenado con cemento del suelo. Sin  embargo, a los siete días el rostro volvió a hacer acto de presencia. En esta ocasión Sebastián Fuentes León, albañil, la recortó colocándola en una hornacina, al lado de la chimenea. Hoy se conserva en ese mismo lugar protegida por un cristal.




Portada Diario Ideal

En aquella época los acontecimientos llamativos de los pueblos, las comarcas, en vez de contarlos por Facebook (que, evidentemente, no existía) se hacía yendo a la plaza del pueblo a hablar sobre lo sucedido. Pronto en toda la comarca se supo que algo, aparentemente incomprensible, estaba sucediendo en Bélmez de la Moraleda (no confundir con Bélmez, Córdoba). Manuel Rodriguez Rivas, por entonces alcalde, mandó una investigación sobre lo ocurrido que no sacó mucho en claro, se hablaba de manchas de humedad, aceite o la mencionada radioactividad.


Sin embargo, el suelo donde apareció la primera cara, solo está compuesto de cemento, arena y arcilla.  No había explicación por el momento. Hubo un análisis posterior, a otra cara, realizado por investigadores del CSIC para lo cuál tuvieron que excavar y
aparecieron restos humanos en aquella vieja cocina. En aquel terreno había habido, antiguamente, una mezquita en la que, con la Reconquista, se construyó una iglesia con un cementerio aledaño. Esta parece la teoría mas plausible para aquellos restos humanos, algunos de niños, lógico si tenemos en cuenta la alta mortandad infantil hasta entrado el siglo XX. Según algunos investigadores las pruebas isotópicas determinan que los restos humanos hallados eran de 1860, aproximadamente.




La noticia llegó a los medios de comunicación, en primer lugar, por un redactor del Diario Jaén que visitó el pueblo, pasó por el Diario Ideal y, posteriormente, llegó, a la redacción del Diario Pueblo, el más popular de la época y que durante bastantes días dio buena cuenta de lo que iba sucediendo. En poco tiempo Bélmez de la Moraleda se convirtió en un fenómeno social, en nuestro tiempo hubiera sido Trending Topic en Twitter sin lugar a dudas. Desde todos los rincones de España iban personas hasta aquel rincón de Sierra Mágina para ver lo que estaba sucediendo, en aquel pequeño pueblo de Jaén "algo está pasando", tal como tituló Diario Pueblo en su portada. Más de cinco mil visitantes a diario recibía Bélmez de la Moraleda, algo que podía llegar a producir un problema de orden público al doblar la población de aquel pequeño pueblo. Un día apareció por allí Germán de Argumosa, filósofo y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. Debo decir que en algunos sitios he leído que era falso que fue profesor universitario, pero conozco a una persona que fue alumna suya en la mencionada universidad. Realizó un experimento que, hasta entonces, nadie había hecho en España: grabaciones psicofónicas. Según un profesor de física que tuve en el colegio, cuando hablamos expulsamos partículas que permanecen en el aire y, si llegan a chocar, se vuelve a reproducir el sonido original. No soy físico, desconozco hasta que punto esto es real, pero según quienes defienden las psicofonías algo, sino esto, parecido sucede. La cuestión es que en algunas de las primeras psicofonías aparecieron voces como "pobre Quico", o se hablaba de un lupanar. En un principio se pensó que en aquella casa, antes de nacer María Gómez había habido una pelea donde participó un personaje llamado Quico. Otras psicofonías decían, "el infierno empieza aquí" (registrada en varias graba, sin embargo nunca ocurrió. Hay otras voces que dicen "emergí" o "es que yo sigo enterrada", o una mas actual que dice "matar a él", ante la cual yo me pregunto, de ser cierta, ¿Quién era él? tiene algo que ver con la palabra FE que apareció debajo de la chimenea. Mas tarde volveré sobre esta cuestión. Diario Pueblo, el 14 de febrero, ante estos acontecimientos, publicó en portada "las caras hablan". Antonio Molina, párroco del pueblo por entonces (hoy secularizado, profesor en un Instituto de Secundaria, llegó a decir que las psicofonías se grababan desde un coche). En un principio, al menos de cara a la galería, como veremos, se mostraba escéptico

.  

Portada Diario Pueblo
"las caras hablan"
Muchas eran las voces que aseguraban que se trataba de un fraude. Incluso Diario Pueblo decidió dejar de publicar noticias argumentando que esta y otras caras que estaban apareciendo estaban realizadas con sales de plata. Germán de Argumosa, empeñado en demostrar la veracidad del fenómeno decidió sellar la habitación para demostrar que no hay manipulación humana en las caras de Bélmez. Para formalizar este proceso decidió contar con la colaboración de Antonio Palacios Luque, notario de Huelma, quien procedió a precintar la habitación ante las cámaras de la televisión alemana (Hans Bender, profesor de la Universidad de Fríburgo y amigo de Germán de Argumosa se encontraba allí). Se dividió el suelo en cuadros que fueron numerados y fotografiados para, posteriormente, compararlos y se construyó una nueva cocina en otro rincón de la casa. El precinto duró tres meses, cuando se levantó nuevos rostros habían emergido y otros cambiado de lugar y apareció una figura conocida como "Dama de la Copa", que posteriormente desapareció, aunque se conservan muchas fotografias de ellas, algunas en las que podemos observar pequeños cambios. La información sobre este precinto se conserva en el Acta de la Notaría de Huelva, números 667 y 462/1973, por si alguien está interesado en ver el documento.


Diario Pueblo informa del precintado.


Hasta entonces el Régimen no había dado su parecer sobre lo que estaba sucediendo en Bélmez de la Moraleda. Por otra parte Diario Pueblo había dicho que las caras eran un fraude, por lo cuál quizá no merecía la pena preocuparse por ello. Sin embargo, en febrero de 1973 multitud de personas seguían yendo a Bélmez, entre ellos algunos cantantes y toreros e, incluso, los nietos de Franco. En este mismo mes Pablo Núñez Moto, Jefe Provincial de la Administración de Segovia, envió una carta al alcalde de Bélmez ordenándole a terminar con aquello porque, en caso contrario "no era adepto al Régimen e iba a meterlo en la cárcel". Manuel Rodríguez, firme defensor de la veracidad de las caras, no hizo caso a estas amenazas. 





"La Pava"
Con respecto al cese de informaciones por parte de Diario Pueblo se ha hablado de una Operación Tridente llevada a cabo por el Gobierno para terminar con el fenómeno. Por un lado está la llamada que, desde el Ministro de la Gobernación, se realizó la noche anterior a que el popular periódico titulase "se acabó el misterio". Parece ser que se amenazó directamente al director de Pueblo, Emilio Romero. Pero por otra parte hubo un grupo de miembros de la Brigada de Investigación Criminal que fueron enviados al pueblo jienense. Dentro de esa Operación Tridente estaría también lo sucedido con la última portada de Diario Pueblo sobre el "Caso Bélmez". La justificación que daban para la teoría sobre sales de plata responde a que la fórmula para pintar las caras era la siguiente (en presencia de luz ultravioleta): 2AgCl -> 2Ag+Cl. También el psicólogo Luís Jordán Peña, presidente de la Asociación Eridani, fue enviado con su equipo de colaboradores hasta Bélmez con el fin de investigar lo que estaba sucediendo. Realizó un análisis fotográfico de "La Pava" (el primer rostro en aparecer). Su teoría era que había sido pintada con un pincel de gruesas cerdas teniendo como elementos básicos hollín y vinagre. Sin embargo esta comisión ministerial no existió, de hecho en las actas de Eridani se narra aquel viaje como "una excursión muy interesante en la que los participantes tuvieron la oportunidad de conocerse mejor entre sí". En realidad no habían investigado ese rostro, entre otras cosas porque en esos momentos ya se encontraba detrás del cristal, en su hornacina.



"El Pelao"
Según analisis realizados por el CSIC en 1991, 1994 y 2002 en las caras no hay ningún indicio de sales de plata, cloruro sódico, hollín ni vinagre (también fue investigada la conocida como "el pelao, que hoy se encuentra fuera del suelo ya que fue arrancada para poder llevarla a Valencia y, una vez de vuelta, se depositó junto a la chimenea). Con respecto al párroco de la localidad (que, según la teoría sobre la Operación Tridente sería la "tercera pata") en realidad no habría sido tan reacio al fenómeno sino que fue presionado por el obispo de Jaén para terminar con ello, de hecho en una entrevista llegó a asegurar que esas caras formaban parte de algo parafísico. Sin embargo, hay autores que opinan que esta Operación Tridente en realidad no existió pues "el Régimen en realidad si habría estado interesado en fomentar algo que servía para entretener a los ciudadanos, pero la realidad es que en realidad el franquismo pasó olímpicamente del asunto.  No obstante, el mencionado Antonio Casado, recientemente ha confirmado que si que hubo una llamada del Ministerio de la Gobernación para que Pueblo dejase de informar sobre el "caso Bélmez".



Mi experiencia personal


Comenté al principio que, siendo pequeño, mi padre me hablaba de las caras de Bélmez. También he comentado que, como creyente, estoy abierto a los fenómenos de tipo sobrenatural y preternatural. Creo que que la ciencia tiene en su mano las respuestas, pero de momento no se ha podido corroborar, no obstante me gustaría contar mi experiencia personal, conozco gente que estuvo allí, estuve yo también en esa casa y he leído mucho sobre estas caras además de lo que he escuchado en programas de radio y visto en televisión. Por último quiero elaborar una conclusión y aportar una teoría sobre lo que creo que puede ser este fenómeno.


Noticia de Diario Pueblo donde
se afirma que el misterio se ha
resuelto, son sales de plata.
Tras aquella última portada de Pueblo una capa de polvo llevó al olvido el caso de las caras de Bélmez, al menos de cara al gran público. Sin embargo, desde los años setenta hasta la actualidad han seguido acudiendo hasta este pequeño pueblo de Jaén personas, en un escaso porcentaje, es cierto. Uno de ellos fue un profesor mio, del colegio, que ya en los años ochenta vivía en Madrid pero es almeriense. Resultó que en cierta ocasión, viniendo hasta la capital de España pasó al lado de Bélmez y decidió entrar, pues recordaba haber oído hablar de las caras. Llegó hasta la iglesia, subió una cuesta y giró a mano derecha. En esa calle se encontró con dos señoras, una de ellas resultó ser María Gómez Cámara, quien le hizo una serie de preguntas y expuso una conclusión realmente sorprendente. Le preguntó "usted no ha venido aposta a ver las caras ¿verdad?", "usted no es periodista ¿verdad?", "usted es profesor ¿a que he acertado?". Cabe decir que mi profesor respondió dos veces no y una sí. ¿Tenía algo especial aquella mujer? podría ser ¿Ese algo especial puede tener algo que ver con la causa del fenómeno? quien sabe, en la conclusión aportaré mi teoría.  Me contaba este profesor, cuando yo era un crío, que aquella visita le causó una impresión bastante fuerte, recordaba aún la experiencia de llegar hasta el salón (la antigua cocina) y verlas ahí, en el suelo.

En febrero de 2004 fallece María Gómez Cámara. Unos meses mas tarde El País publica en contraportada "Misterio en venta", los herederos querían vender la casa. Pasado el verano aparecen nuevos rostros en una casa de Bélmez bastante cercana a la original. Yo visité la casa en mayo de 2005. Tengo unos amigos en Jaén, fui a su casa unos días y, entre otras visitas, realizamos una al famoso pueblo de las caras. Recuerdo que aparcamos junto a la iglesia y allí nos encontramos con una sobrina de María Gómez (que resultó ser la dueña de la casa donde aparecieron los rostros de 2005). Debo decir que me causó mala impresión, no me pareció una persona sencilla, era la típica persona que piensas "me está ocultando algo, no me está diciendo toda la verdad". Nos dijo que fuéramos primero a ver la casa original pues en la suya estaban unos investigadores (algo que es cierto, estuvieron investigando allí, pero posteriormente abandonaron diciendo que se trataba de un fraude) y que mas tarde podiamos visitar la casa.


Rostro angustiado de
una mujer, ya desaparecido,
y "el niño".
Por tanto, primero subimos la cuesta, giramos a la derecha, actual calle María Gómez Cámara, y llegamos hasta la casa en donde había empezado todo. Nos recibió Miguel Pereira, quien había picado el suelo como ya mencioné. Él si me causó buena impresión, me pareció alguien sencillo, una persona que se había dedicado toda su vida al oficio de pastor (incluso había pastoreado ovejas del pueblo de mi amigo, el padre de este y Miguel resultó que conocían en común a varias personas). No me dio la sensación de ser alguien que estuviera engañando. Es más, creo que si él o su madre hubieran mentido hubieran perdido mas que ganado. Nos enseñó las caras (que la mayoría estaban en el salón, pero también había alguna en otras estancias y en el pasillo), narró la historia de cada una: "la pava", "el niño", "el pelao", "la dama de la copa", "el barbudo". Tuve dos experiencias realmente curiosas, una cuando estaban todos en el pasillo y me quedé a solas en el salón, con las caras. Tuve la tentación de hacer una fotografía, pero sentí algo, me vino una sensación de profundo respeto. Miedo no, pero si respeto, por eso no realicé ninguna fotografía (aunque si hubiera pedido hacerme una foto con Miguel hubiera podido). La segunda experiencia sucedió cuando, en un momento dado digo "voy a tocar una de las caras", la toqué. Sé que esto puede ser difícil de entender, por ello diré que yo tengo cierta sensibilidad, no se como definirlo, pero a veces siento cosas que no tienen aparentemente sentido raciona". Bueno, lo que sucedió fue que cuando toqué la cara (el niño, concretamente ¿quizá una niña?) sentí como algo húmedo emergía desde abajo. Parece ser que, efectivamente, hay corrientes subterráneas de agua que transcurren por debajo de la casa. Esto parece estar relacionado con una de esas grabaciones psicofónicas que, cuando alguien había preguntado "de donde habéis salido" quedó registrado en la grabadora: "emergí". Debo decir que la sensación que nos quedó a todos es de que se trataba de algo real. Ya digo, no me dio la sensación de ser personas que engañen. He visto vídeos antiguos donde entrevistan a María Gómez Cámara en los años setenta y aquella mujer, que apenas no sabía hablar bien (no lo digo como crítica, ojo, pues la tengo bastante respeto y, por qué no decirlo, cariño), que tenía el pelo desaliñado podía parecer rara, pero no una estafadora (debo decir que con el tiempo su imagen física mejoró mucho, los años la hicieron tener un rostro mas agradable). Me llamó la atención que en el salón había un Sagrado Corazón de Jesús y un Inmaculado Corazón de María, además de otras figuras religiosas y fotografías de la propia María Gómez y de alguna de las caras (la pava). Por otra parte, los rostros se veían claramente y cada uno tenía "su estilo", eran diferentes. En total conté unos siete u ocho.

Rostro supuestamente surgido en la
"nueva casa" que algunos dicen es
María Gómez Cámara.                       
Posteriormente fuimos a la casa donde habían "aparecido" las caras de 2004. Nos recibió la mencionada sobrina de María Gómez y en primer lugar nos subió a una habitación donde se encontraban unas cuantas caras(como nota interesante, en el caso de la casa original los rostros están en el piso bajo, a nivel de suelo, en el de esta nueva casa en un segundo piso). En esa sala había bastantes rostros, quizá diez. Claramente definidos pero que, al contrario de lo que me parecieron los de la casa original, si que se notaba  que habían sido pintados por la mano humana. Además en algunos de ellos había paredolia, cosa que en la casa original no ocurre (es decir, en la casa original son rostros que se ven perfectamente, no es ilusión de la mente, en esta otra había manchas que decían que eran caras, y si, parecían caras, pero solo eso, parecían). Después nos llevó a otra habitación, mas pequeña donde con el bastón nos señalaba el suelo diciendo "un ojo, otro ojo, la nariz... y la boca). Ni mi amigo, ni su hermana, ni su padre ni yo veíamos rostro alguno (su madre no quiso entrar en ninguna de las dos casas "porque me da miedo el mas allá") por mas que aquella mujer insistía. Pero hay otro aspecto que me gustaría recalcar y que considero importante decirlo. En la casa original yo tuve en todo momento una sensación como de que alguien me estaba observando (quizá por eso sentí aquel respeto tan fuerte al intentar hacer la fotografía), pero además notaba en el ambiente una sensación curiosa, como si hubiera dolor por algo sucedido tiempo atrás. Esa misma sensación la tuve por la tarde en otro rincón de la provincia de Jaén y que, de cara a mi tesis, creo que resulta interesante. Salimos de aquella casa con la sensación de que, en este caso si, se trataba de un burdo fraude, una copia barata (pero con claros fines lucrativos, posteriormente en la conclusión se verá) de la casa situada en la actúal calle María Gómez Cámara, donde habían aparecido los rostros originales en 1971, según se decía. Aquella sobrina me había parecido una mujer muy resabiada, todo lo contrario a la impresión que María, sin conocerla personalmente, o su hijo Miguel me habían dado, ambos mas sencillos y humildes. Esta sobrina no es Isabel Chamorro Gómez, de la que posteriormente hablaré.

María Gómez Cámara
En definitiva, estuvimos comiendo en Jaén capital y por la tarde fuimos al Santuario de la Virgen de la Cabeza, en Andújar. Queríamos visitar a la Virgen, pero además yo quería conocer aquel lugar sobre el cuál había leído una teoría que no solo comparto sino que pienso está en clara relación con las caras de Bélmez. Lo primero que vimos al llegar fue una inscripción donde decía que, efectivamente, allí había ocurrido una tragedia en la Guerra Civil, donde habían muerto niños. Hay un pequeño cementerio con lápidas que no tienen ningún nombre, solo una cruz, se trata de fosas comunes. Durante la hora y media que estuvimos por allí la sensación que experimentaba era mas o menos la misma que había tenido en la casa original de las caras de Bélmez, dolor, angustia, allí había pasado algo sobre lo que es incorrectamente político hablar, algo que debe quedar en el olvido porque esas personas "no son de los nuestros", podrían decir algunos. Pero creo que algunas leyes promovidas por gobernantes cercanos en el tiempo deben servir para todos aquellos que cayeron en la Guerra, no solo para los de un bando determinado. Por ello voy a exponer mi teoría.

Tesis

 
Isabel Chamorro Gómez, sobrina de
María Gómez Cámara. Superviviente
del asedio al Santuario con las fotografías
de sus familiares allí muertos. Fue alcaldesa
de Bélmez de la Moraleda.                             
Isabel Gómez Cámara, hermana de María, su marido (guardia civil) e hijas se habían refugiado durante la Guerra Civil en el Santuario de la Virgen de la Cabeza, cómo muchas otras familias de guardias civiles. Muchos niños estuvieron allí. El asedio duró muchos meses, un ambiente de bastante penuria, de hambre, algunas personas murieron envenenadas (como el marido de Isabel y una de las hijas) porque habían salido a buscar frutos silvestres, recogieron unas hierbas venenosas que consumieron (pues no conocían el carácter venenoso de estas) por lo cuál fallecieron. En la película "el santuario no se rinde" una de las escenas representa precisamente el momento en el que están agonizando. Isabel y el resto de las niñas fallecieron en uno de los bombardeos, mientras se encontraban escondidas en Casa Colomera, cerca del Santuario. Solo se salvaron dos de ellas, una niña que hoy tiene nombre, Isabel Chamorro Gómez y una de sus hermanas, la cuál quedó muda de por vida por causa de tan dolorosa vivencia. Eran sobrinas de María Gómez Cámara. Estos acontecimientos fueron muy traumáticos para María, quien se encontraba en Bélmez. Perder a unos familiares en tan trágicas circunstancias tiene que ser muy dramático y, a nivel psicológico, debe marcar infinitamente, creo que de por vida. Cómo curiosidad, aquel bombardeo al Santuario fue ordenado por el General Fe. ¿Recordais aquellas letras que habían aparecido en el salón? durante un tiempo se había dicho que podían significar "Falange Española" o, incluso que aludían al acto de fe. Creo que cada uno debe sacar sus propias conclusiones, pero es interesante que precisamente esas letras coincidan con el apellido de quien mandó bombardear el Santuario.

"Dama de la copa" hoy desaparecida.
Ya he dicho que en una ocasión leí un libro que me dio una posible pista al respecto. Se llamaba "tumbas sin nombre" y relacionaba estos sucesos de la Guerra Civil con las caras de Bélmez. Incluso por medio de un programa informático se comprobó que había un notable parecido entre algunos de los rostros (curiosamente aquellos que han sobrevivido, pues a lo largo de cuarenta años han sido muchos los que han ido apareciendo y desapareciendo, como la dama de la copa). Incluso uno de los rostros, el pelao, tenía un gran parecido con el capitán Santiago Cortés, que fue uno de los que murió defendiendo el Santuario. Cada uno tendrá su opinión sobre Iker Jimenez. Yo, sobre lo que cuenta en sus programas, creo que ni todo es verdad, ni todo es mentira, pero también creo que se limita a contar aquellos casos que le han llegado. Pero si pienso que esta relación entre las caras de Bélmez y lo ocurrido en el Santuario de la Vírgen de la Cabeza es bastante plausible, y por ello quiero lanzar mi teoría particular.

La ciencia, en la actualidad, tiene respuesta para infinidad de cuestiones, ha adquirido un conocimiento que, si Isaac Newton o Copérnico lo vieran dirían aquello de "la ciencia avanza que es una barbaridad". Sin embargo, no tiene todas las respuestas todavía, especialmente con aquello relacionado con la mente. Sobre el cerebro tenemos aún muy poco conocimiento, sobre su funcionamiento, igual ocurre con la mente (que, pienso, va algo mas allá del cerebro, pues conecta con lo psicológico). Creo que María Gómez Cámara, a pesar de ser una mujer creyente, tenía un trauma profundo provocado por la muerte de sus familiares. Yo sobre psicología no tengo mucho conocimiento, tuve en la universidad una asignatura que nos daba nociones muy básicas de psicología. Recuerdo que se hablaba de un fenómeno, ocurrido especialmente en adolescentes que habían sufrido un trauma muy fuerte (motivado por la muerte de un ser querido, por acoso escolar, por algo que había presenciado y le había impresionado fuertemente). Este fenómeno provocaba que, por algún proceso mental, y de forma totalmente inconsciente, objetos que se encontraban cerca de esa persona se movían. Quizá porque el nerviosismo que tenían hacía que se moviera el objeto. Ya digo, aún no se conoce cómo actúa la mente en toda su profundidad. Pues bien, creo, tengo la sospecha, pienso que a María Gómez Cámara le sucedió algo parecido. Esta buena mujer, fuertemente traumatizada por lo que había ocurrido a su familia, pudo provocar, de forma inconsciente que emergieran aquellas manchas, quizá causadas por la humedad subterránea, adquiriendo la forma de aquellos familiares que habían fallecido en el Santuario y, quizá, de otras personas que habían muerto con ella. Soy plenamente consciente de que se trata de una teoría que suena a ciencia ficción, puede resultar descabellada pero creo que a veces la realidad supera la ficción y, cómo digo, no conocemos en profundidad el funcionamiento de la mente. Por otra parte, como creyente, creo que existen las realidades sobrenaturales y preternaturales. En definitiva, por alguna razón que, de momento, no estamos en condiciones de explicar con nuestros actuales conocimientos científicos, veo una clara relación entre las caras de Bélmez y los familiares de María.

Conclusiones

Paquita Chamorro,
sobrina de María
Gómez Cámara.                 
1) Creo que los rostros que han ido apareciendo desde 1971 en la casa situada en la actual calle María Gómez Cámara de Bélmez de la Moraleda son verdaderos. Cómo he dicho a lo largo de este artículo, no tengo motivo para dudar de la credibilidad de María Gómez y de su hijo Miguel. Pienso que si hubiera sido un fraude orquestado y, realmente, se hubiera demostrado (no esa, en mi opinión, falsa demostración que sepultó el asunto) hubieran acabado con sus huesos en la cárcel, algo que nunca sucedió. Creo que responden a un fenómeno psicológico de carácter sobrenatural debido al profundo trauma que a esta buena mujer le causó la muerte de su familia en el Santuario de la Virgen de la Cabeza. Una de sus sobrinas, Paquita Chamorro (que ha sido relacionada con "el niño") tenía tan solo cuatro años. Cómo todavía no conocemos bien la mente humana no podemos saber de que manera ocurrieron esas impresiones en el suelo. Curiosamente en el pasado se dijo que habían podido ser realizadas de forma telepática, no lo sé. Estuve en la casa, las observé, ya he comentado lo que sentí, palpé una de ellas. En definitiva, creo que se trata de un autentico fenómeno de carácter paranormal, algo que ocurrió de verdad, puedo decir que no veo fraude. Debo decir que alguna de las acusaciones (como aquella que decía que "la pava" había sido pintada por un pintor de la localidad) son falsas. Evidentemente, no pretendo convencer a nadie sobre la veracidad de estas caras surgidas en la casa original, pero aporto mi teoría, lo que yo pienso, para que cada uno saque sus propias conclusiones.

2) Dicho esto, considero que los rostros que se dijo aparecieron en una segunda vivienda de Bélmez de la Moraleda (por otra parte, se ha dicho que en realidad hay rostros en otras muchas casas del pueblo) y que también visité son un fraude evidente. Ya dije que la casa original había sido puesta en venta. Por entonces el ayuntamiento ya pensaba hacer un museo de las Caras de Bélmez, se pensó en la casa original. Pero Miguel Pereira pidió una cantidad de dinero que el ayuntamiento no estaba dispuesto a ofrecer (se podrá pensar que tal vez quería sacar tajada del asunto, pero creo que es mucho mas simple que eso, se trata de la casa donde había nacido y que pertenecía a su madre). Curiosamente, unos meses después "aparecen" rostros en una nueva casa. Creo, y no soy el único que lo piensa que en esta nueva casa se pretendía situar el mencionado museo, pues era mucho mas barata que la casa original. Además tenía el plus adicional de que en ella había nacido María Gómez, aunque la mayor parte de su vida no vivió allí, como sabemos. Los mencionados investigadores efectivamente estuvieron en Bélmez durante meses, sin embargo se dieron cuenta de que se trataba de un fraude, y lo dijeron. De hecho no escuchareis a Iker Jimenez, ni a nadie, defender los rostros de esta nueva casa. Por otra parte, no tiene mucho sentido que en un momento en el que las caras de la casa original estaban perdiendo fuerza, tras la muerte de María (hoy en dia algunas apenas puede apreciarse) aparecieran nuevos rostros ¡y en una casa diferente! creo que quien orquestó el fraude de esta segunda casa debería haber tenido un poco mas de sensibilidad. Me consta que Miguel Pereira y su hermano se sintieron bastantes molestos, y con razón.

Miguel Pereira, en el centro, con sus padres.
3) Se acusó a María Gómez Cámara de enriquecerse a costa de las personas que iban hasta su casa. Yo creo que salvo que tengan el dinero en un paraíso fiscal (algo que, pienso, gente tan humilde seguramente ni siquiera sepa que existe) es una acusación calumniante. Yo estuve en esa casa, mi mencionado profesor también. Es una casa que tiene un salón (la antigua cocina), una cocina (que es la que hicieron cuando el precinto notarial) y una especie de despensa, eso en el piso de abajo. Al piso de arriba no subí, pero calculo que debía ser parecido, con pocas habitaciones y modestas. He visto casas en Nubia mas lujosas que la perteneciente a María Gómez Cámara (y no había nada en esas casas que indicase riqueza, mas bien pertenecían a familias pobres). Es cierto que aceptan la voluntad, tu puedes darle un euro, cinco para ayudarles si lo consideras necesario. Pero creo que es algo lógico y normal, vienen a tu casa personas desconocidas para ver algo que ha ocurrido en ella pues si te dan dinero lo aceptas. Pero la vivienda desde luego era bastante humilde, y tanto María como sus hijos vestían de un modo bastante austero, como una familia de labradores cualquiera de un pueblo cualquiera. Sin embargo, me gustaría decir que hay personas que si que han ganado dinero a costa de las caras de Bélmez, de un modo hipócrita, y no me refiero a Iker Jímenez sino a Francisco Mañez, autor de "los caras de Bélmez". Se trata de una persona que, aunque es cierto que a Pedro Amorós (uno de los investigadores que estuvo Bélmez y aseguró que lo de la segunda casa era un fraude) le enseñó un modo de hacer, sobre el cemento, rostros, nunca estuvo en Bélmez, eso lo primero, aunque llegó a asegurar que si había estado. Lo segundo, que su método para "fabricar" caras puede valer, pero relativamente. Es decir, no creo que durante cuarenta años, especialmente cuando ya vivía sola, María Gómez Cámara estuviera picando el suelo, creando las condiciones para la aparición de nuevas caras, rellenándolo con cemento, y al tiempo volviendo a repetir el proceso. Otra excusa que se ponía, con respecto al precintado, es que un periodista afirmó que había pasado por la casa, durante el precinto, y había visto a María levantandolo para fregar el suelo, algo de lo cuál no hay pruebas. Por otra parte, si realmente estas caras hubieran sido un fraude, no creo que María hubiera sido tan poco espabilada de fregar el suelo en un momento que había gente por su casa, además un precinto se nota mucho si ha sido manipulado o no, y en el caso de Bélmez no se demostró manipulación en el precinto cuando se levantó notarialmente.

 Me gusta la teoría de la navaja de Ockham y creo que para este caso es mucho mas sencillo. La cuestión es que durante cuarenta años han seguido apareciendo rostros, quizá ahora mas difuminados, pero también hay testigos que aseguran haber visto rostros aparecer y desaparecer en cuestión de minutos. Incluso hay fotografías donde se puede observar movimiento en algunos de ellos, "la dama de la copa", por ejemplo, cuyo brazo fue cambiando de postura hasta que la figura en su totalidad desapareció. Sin embargo Francisco Mañez, una persona que se declara escéptica radical, perteneciente a una asociación de promotores del pensamiento crítico (que, entre otras cosas, se dedica a poner verde a la Iglesia y a negar la existencia de Cristo), no solo escribe sobre un tema que denostó, pues le parece para gente poco inteligente y bastante crédula, sino que además lo publica en forma de libro... en plena época de internet, cuando se leen mas los blogs que los libros. Y yo me pregunto ¿acaso no quería aprovechar el filón de las caras de Bélmez cuando en 2004 se habían vuelto a poner de actualidad? ya se que eso se puede extrapolar a otros autores, incluso a aquellos fervientemente defensores de las caras de Bélmez. Pero cuanto menos me llama la atención en alguien que se considera tan serio y superior al resto de los mortales. Con Francisco Mañez colaboró Javier Cavanilles, periodista de El Mundo, sobre quien tengo la misma impresión.

4) Creo que en todo esto hay un mensaje implícito, de alguna manera. Se habla mucho de la memoria histórica y de lo que llaman "enterramiento digno". Pero, curiosamente, esa memoria se pretende aplicar, casi exclusivamente, a los fallecidos de uno de los bandos que lucharon en la Guerra argumentando que "los otros ya recibieron su homenaje durante cuarenta años". Pues muy bien, estas personas que fallecieron en el Santuario de la Virgen de la Cabeza, salvo sus familiares, nadie mas se ha acordado de ellos. Llevan desde que fallecieron enterrados en fosas comunes, sin identificar (aunque hay una lápida con todos los nombres de los que están allí sepultados). Evidentemente, yo no soy nadie para reclamar nada al respecto. Pero, como católico, creo que a estas personas se les debería enterrar en los cementerios donde tienen a sus familiares, con un funeral para cada persona o familia. Pienso que sería algo de justicia humana. Todo el mundo tiene derecho a poder orar por sus difuntos.

5) En definitiva, creo que la ciencia mostró que, en el caso de las teleplastias surgidas en la casa de María Gómez Cámara, no son un fraude. Por otra parte tanto a María como a su hijo Miguel se les interrogó a través de maquinas por las que se podían detectar que mentían y el resultado fue que ambos decían la verdad. Solo en una pregunta mintió Miguel, cuando le preguntaron si pensaba que las caras supuestamente surgidas en casa de sus parientes (en 2004) eran un fraude. Dijo que no, me imagino que para defender a sus familiares, pero en realidad pensaba que esas caras eran un fraude.

6) La ciencia debe seguir investigando, tanto para explicar como pudieron surgir esas teleplastias en la casa donde vivió María Gómez Cámara como el funcionamiento de la mente, que como ya he dicho apenas conocemos bien. Está claro que hay cosas, a nivel psicológico, que se nos escapan todavía y que sería interesante conocer para ayudar a quien está sufriendo, como creo que fue el caso de María con sus familiares fallecidos.

7) El fenómeno de las caras de Bélmez, las auténticas, me parece que va mucho mas allá de lo que se pueda decir en un blog. Yo tan solo he intentado plasmar en estas lineas lo que conozco sobre el fenómeno y mis sensaciones cuando estuve allí. Además he intentado aportar mi teoría. A uno les convencerá, otros tendrán reticencias, por ello he querido mostrar que hay escepticismo y personas que afirman, pese a todo, que se trata de un burdo fraude. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

8) Quiero finalizar mostrando mi recuerdo y oración para todas las personas que fallecieron en aquel asedio al Santuario de la Cabeza, especialmente la familia Chamorro-Gómez. Ese recuerdo y oración se extiende, por ende, para María Gómez Cámara, una mujer que, pienso, vivió un fenómeno misterioso, algo que realmente aconteció en su casa y que aún hoy, con ella difunta, sigue vigente pese a que en una ocasión dijo "no se que será de las caras, pero creo que cuando yo me vaya ellas vendrán detrás". Una mujer que fue tildada de embustera por muchos, de la cual algunos quizá pretendieron aprovecharse, pero que, ya viviendo sola, cada vez que apagaba la luz del salón, para irse a dormir, veía esos rostros y se sobrecogía. Desde pequeño, en programas de radio y televisión, la escuché hablar sobre sus vivencias personales tanto acerca de las teleplastias como de lo ocurrido con su familia, y siempre me pareció sincera, cómo su hijo Miguel. Desde luego, si fuera director de cine, llevaría su historia a la gran pantalla. Lo ocurrido en Bélmez de la Móraleda desde 1972 fue digno de una gran obra cinematográfica, pero ocurrió de verdad, según pienso.

Epílogo

Me gustaría finalizar con algunas fotografías, sacadas del libro "tumbas sin nombre" de Iker Jimenez. En algunas se puede observar una comparación entre la familia Chamorro-Gómez y las caras de Bélmez cuanto menos llamativas.


Miguel Chamorro comparado con "la  pava". El bigote, retocado,
coincide con la teleplastia. Llevaba el bigote para arriba, con gomina
pero en el Santuario es seguro que no podía arreglarselo. Murió, como he indicado
al comer unas hierbas venenosas, sangrando.


Paquita Chamorro comparada con "el niño". Hay cierto parecido. Murió en el
bombardeo de Casa Colomera.


Caras en el salón. Podemos ver que está "el niño", también algunas caras de adultos
y de niños pequeños. En ese rincón, cuando estuve, solo se conservaba.




María Gómez, junto a la segunda teleplastia que surgió. Podemos
ver como "la pava" recortada por Miguel" se encuentra ya en su hornacina.



"el anciano" quizá uno de los rostros más
llamativos. Se le denominó también
"Pio Baroja", por su parecido con el escritor.
Fuentes:

Tumbas sin Nombre, de Iker Jimenez y Luis Mariano Fernández.

http://www.culturandalucia.com/Las%20caras%20de%20Belmez_publicado.htm

Para las imagenes: Google images

Víctor C. Bustillo